Liderazgo 10.0

Quiero centrar este escrito en las malas experiencias que he vivido en diversas organizaciones a lo largo de mi trayectoria profesional, que ha sido bastante cambiante y movida. Situaciones desagradables que me obligaron a adaptarme a los cambios inesperados, a tomar decisiones difíciles, a ir contracorriente, y a muchas otras cosas que me han enseñado muchísimo, que han contribuido a mi formación, y que me han llevado hasta dónde estoy ahora.

Si pienso en todos y todas los/las jefes/as que he tenido, hay solo una a quien considero una gran maestra, fue un gran modelo para mí y supo sacar mi mejor versión. Una mujer que siempre estaba al pie del cañón, con una capacidad de trabajo infinita y una gran exigencia. Trasmitía una calma que yo admiraba y envidiaba desde mi situación de estrés permanente. Después, los recuerdos se diluyen en otros jefes de aquellos que “ni fu ni fa”, y por último están los jefes que me enseñaron más de todos, de los que aprendí como NO quiero hacer las cosas.

Durante mi experiencia liderando equipos de trabajo, también yo he cometido infinitos errores, y puedo aseguraros que he aprendido mucho más de ellos que de mis aciertos.

Últimamente, por diversas circunstancias, he conectado con muchas de aquellas vivencias. A continuación tenéis un resumen sobre mi experiencia negativa como miembro de un equipo:

ALGUNAS DE LAS EMOCIONES NEGATIVAS QUE HE VIVIDO

1. Frustración
La frustración es una emoción que tiene que ver con la no consecución de los objetivos por los que hemos luchado. Cuanto más importante sea el esfuerzo realizado, más grande será la frustración sentida si no conseguimos el objetivo.
Este es un hecho clave a tener en cuenta cuando hacemos una selección de personal. Ahora miro atrás y pienso en cuantas veces me “vendieron la moto” y después, al entrar en la empresa, nada era como te habían dicho ni era como te habías imaginado. Realmente no dar toda la información a tu candidato, o no poner límites a sus expectativas, puede acabar teniendo consecuencias nefastas, sobre todo si ha dejado otro trabajo por incorporarse a vuestra organización.

2. Rabia
Al margen de la frustración, la situación que os acabo de exponer genera también rabia. La rabia de sentirse engañado sumada a la de no haber sabido detectar que te “vendían la moto”: no haber hecho más preguntas, no haberte informado mejor del estado de la compañía, etc. Es decir, la rabia que surge cuando nos damos cuenta que la máxima responsabilidad de aquello que nos frustra, la tenemos nosotros.

3. Miedo
Que surge cuando te atreves a intentar cambiar cosas allí dónde has ido, cuando de manera asertiva, con más o menos habilidad, intentas cuestionarte el orden establecido. Cuando esta situación puede hacer que las personas de tu entorno dejen de valorarte y lo que hagan sea cuestionarte a ti, en lugar de escucharte y si conviene discrepar con respeto. Ante esta situación todas tus energías debes dedicarlas a justificarte y defenderte en lugar de aportar y construir. Cuanto menos seguro estés de ti mismo, más grandes será este miedo que sientes, y más puede llegar a paralizarte.

4. Decepción
Cuando ves que alguna persona te apoya y está totalmente de acuerdo contigo de manera individual y en cambio hace todo lo contrario en público cuando hay una reunión de equipo.

ALGUNAS DE LAS ACTITUDES Y CONDUCTAS QUE NO ME GUSTAN

1. La intolerancia ante las diferencias
Cuando no se aceptan las diferentes maneras de pensar, sentir, necesitar, hacer, decir y ser.

2. El inmovilismo
Cuando alguien toca un tema tabú que obliga al grupo a cuestionarse, siempre salen defensores de la causa.

3. El paternalismo
Cuando alguien decide lo que es bueno y lo que no es bueno para ti con mensajes del tipo: “esto es una gran oportunidad para ti aún que no lo sepas ver ”

4. La cobardía
Cuando el grupo te combate y después los individuos por separado pretenden consolarte.

5. La falta de empatía
Ante las necesidades de cada individuo.

6. La necesidad de hacer juicios rápidos
Cuando etiquetamos a las personas sin darnos suficiente tiempo para conocerlas mínimamente.

7. Las formas
Cuando nos damos permiso para decir todo aquello que pensamos y sentimos sin pararnos a pensar ni un segundo sobre cómo decirlo, con independencia de a quien podamos hacer daño y en qué medida.

8. La falta de autoconsciencia
Cuando emociones como la inseguridad o la envidia, no son reconocidas y limitan al individuo, haciendo que salga aquello que no contribuye ni a su bienestar ni al bienestar ajeno.

Todo lo que he escrito hasta ahora, hace que las personas que quieran tener una entidad propia al margen del grupo, tengan dos posibles salidas:

a. Las personas que estén más vulnerables, se hundirán y entraran en estados de angustia y depresión. Cualquiera de nosotros estamos expuestos a ello en función del momento en que nos encontremos.

b. Las personas que estén más fuertes, aguantarán como individuos, aunque sus relaciones con el grupo quedaran muy deterioradas. Y ya se sabe que, cuando se deteriora la relación, se deteriora la tarea.

Viendo todo este panorama, me han venido a la cabeza dos definiciones de líder que añado a mi diccionario particular:

Termilíder o líder termita (también llamado popularmente Terminator): Aquella persona que preocupada por alcanzar el éxito individual, permite que el grupo, el contexto o las circunstancias, roan poco a poco la ilusión y la automotivación de sus colaboradores.

Líder 10.0: Aquella persona que es capaz de cuidar las relaciones que se establecen dentro de su equipo, con el objetivo de sacar la mejor versión de cada persona y descargar siempre la última actualización de dichas versiones. Versiones que no se “cuelguen” y que contribuyan y aporten de manera proactiva, ayudando a construir objetivos comunes y estratégicos que den valor a la organización y a los profesionales que la forman.

En este sentido, yo sigo actualizándome para alcanzar mi mejor versión. Espero que nunca lo consiga, eso significará que siguen saliendo nuevas y más potentes versiones de mi misma.

Descargando………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………